sábado, 17 de diciembre de 2011

InfoDeHoy - Meditación sobre un objeto

La meditación sobre el objeto es muy extendida y se
puede practicar de muchas formas diferentes. Se
basa en centrar nuestra atención sobre un objeto y
observarlo relajadamente. El objeto puede ser una
imagen, un texto pero principalmente una vela, un
incienso o cualquier objeto inmóvil y sencillo.

Práctica

Al centrarnos en el objeto, nuestra mente se centra en el momento y se aquieta, sin
pensar en el futuro o el pasado. Se puede comenzar respirando o sintiendo el cuerpo, muchas meditaciones se complementan de la meditación sobre la respiración.


 
Si vienen pensamientos o nos recuerda algo o es importante para nosotros, mejor
cambiar de objeto y escoger uno sin texto ni que nos evoque recuerdos.
Si hemos meditado antes, podemos meditar hasta en un objeto conocido, dejando que
los pensamientos vengan y se vayan naturalmente, sin aferrarnos a ellos.

Ejercicio principal

Nos centramos en cualquier objeto que elijamos. Al observarlo veremos que tiene dos
aspectos: color y forma. Nos podemos centrar en lo que queramos. No es necesario
concentrarse tan intensamente ni observar los detalles. Si hacemos eso, nos
pondremos tensos pero el objetivo de la meditación sobre el objeto es relajarse.
Parpadea, no hay que forzar nada. Si nos cansamos, al cabo de unos minutos cerramos
los ojos y nos centramos en la respiración, observando los pensamientos y emociones
que surgen sin aferrarnos. Después, se puede volver a centrar la atención en el objeto.
Los intervalos son muy importantes porqué al cerrar los ojos, descansamos la atención
y después, al volver a abrirlos, nuestra mente está más centrada.










“Rosa” - dijo el buda.
Me cerró los ojos con las yemas de los dedos. Me imaginé una rosa roja preciosa.
“No pienses “rosa” - dijo el buda.
Me dejo abrir los ojos.
“Rosa” - volvió a decir. -El Jardín, Gueshe Michael Roach.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

ReflexiónDeHoy - Anna Ruiz, "Mi primera experiencia con el yoga"


Nunca me había atrevido a iniciarme en el yoga, tal vez porque era reticente a ello, o porque no se había dado el momento adecuado. Pero creo que a veces nos decidimos sin saber muy bien porqué a probar nuevas cosas, a entrar en lo desconocido y lo más bonito de esos momentos es cuando nos damos cuenta de la satisfacción que nos produce haberlo hecho y nos planteamos ¿porqué no lo habré hecho antes? Aunque también pienso que si en ése momento nos fue bien, fue porque era el momento de hacerlo y no antes ni después.

Pues precisamente esto me pasó a mí el domingo pasado con mi primera clase de yoga. Quería probar una actividad diferente, y pensé que ésta sería una buena manera de acabar la semana relajada y así empezar una nueva con más energía y positivismo.

De la clase del domingo me quedo con muchas cosas, pero sobretodo con el hecho de ser positivos, a mi me transmitió mucho positivismo y muy buena energía, sobretodo el poder olvidarme de todo durante un rato, de estar tranquila sin pensar en nada y concentrándome en mi misma, en sentirme a mi misma y conocerme mejor a todos los niveles, cosa que es muy necesaria y por la vida que llevamos y la sociedad en la que vivimos no nos conocemos suficientemente, no pasamos tiempo con nosotros mismos reflexionando, pensando o simplemente relajándonos, y precisamente por eso me gusta el yoga, porque es un espacio de conocimiento interior. La última idea que comentaría de ésta clase sería la constante de aceptarnos a nosotros mismos tal y como somos y aceptar lo que proviene del exterior, las cosas tal y como son.

A nivel práctico de la clase destacaría la figura del sol y el contraste constante entre la inspiración relacionada con el momento de tensión corporal y la expiración con el de relajación. También la música de fondo contribuía a crear un ambiente y una atmosfera de silencio, concentración y relajación.

Finalmente al salir de la clase salí con una sensación muy grande de paz interior, con más ganas de fomentar mi autoestima y muy relajada después de todo el estrés acumulado durante la semana. Por tanto es una práctica que os recomiendo a todos, aunque nunca hayáis creído demasiado en ella. ¡Yo ya estoy deseando que sea domingo otra vez!

domingo, 20 de noviembre de 2011

InfoDeHoy - Meditación sobre la sensación



La meditación sobre la sensación es muy conocida y muy utilizada. Se parece mucho a
la meditación sobre la respiración y se basa en la respiración para llegar a un estado
preliminar de quietud en la mente. A partir de ahí, el objetivo es ir centrándonos en las
sensaciones del cuerpo.



     Práctica

Al sentir nuestro cuerpo, la conciencia crece y el ego decrece hasta desaparecer.
Cuando sentimos todo nuestro cuerpo como energía; nuestras manos, nuestros brazos,
nuestros pies, nuestra lumbar, etc. estamos atentos al presente. Permanecer en el
estado de sensación es realización, es iluminación. Pero no se alcanza en un día,
aunque con la práctica la meditación se intensifica cada día y llega un momento en que
mantenemos la mente quieta y los pensamientos ya no nos importan tanto. Nos enseña
a escuchar, a observar la realidad sin juzgarla y a sentir una profunda paz en cualquier
situación.


     Ejercicio principal

Nos sentamos con la espalda recta en la silla sin apoyar en el respaldo o en la posición
explicada anteriormente en nuestro cojín de meditación. Cuando encontramos nuestra
postura, comenzamos a practicar la respiración, centrándonos en la expiración (sacar
aire), la inspiración surge por sí sola. Respiramos al bajo vientre.
Siente como tu vientre se infla, hay un momento que mantienes y después se desinfla.
Después de unos 2 minutos respirando, nuestra respiración será más profunda y
relajada. No hay que forzar nada, sólo dejarlo ser, aunque al principio te costará no
forzarla. Como dije, es una práctica gradual y necesita paciencia. Si los pensamientos
vienen, los observamos y los dejamos que se vayan, sin agarrarnos a ellos.
A partir de ahora, comienza la meditación sobre la sensación. Comenzamos a dirigir
nuestra atención a las manos. “Yo no siento nada” dirá tu ego, pero céntrate en la
sensación. Está ahí, sólo tienes que poner la atención e irá intensificándose. Comienza
a sentir tus dedos, tus uñas, tus muñecas. Después dirige tu atención a los brazos, los
codos. Siente los hombros. Ahora suma tu atención en las plantas de los pies, tus
dedos, el talón. Después sube gradualmente hacia las piernas; los gemelos, las rodillas,
los muslos. Sintiendo los brazos y las piernas, sumamos también el vientre, la coxis.
Añadimos los pulmones, observamos la respiración y sentimos nuestro cuerpo.
Después el cuello, lo destensamos y sentimos el occipital, la parte frontal de la cabeza.
Vuelve a leer las partes que tienes que sentir para acordarte y así profundizar en la
sensación, que en realidad no tiene un límite, es infinita.
Puedes tener los ojos cerrados y mantenerte en la sensación el tiempo que quieras. Si
te sientes en paz o más relajado, has accedido al estado meditativo. Cada vez que
practiques, será más profunda. Más adelante, prueba de practicarla con los ojos
abiertos.



"- Maestro, ayúdame a encontrar la verdad.
- ¿Percibes la fragancia de las flores?
- Sí.
- Entonces no tengo nada que enseñarte."      -Koan Zen

martes, 18 de octubre de 2011

InfoDeHoy - Meditación sobre la respiración




La meditación sobre la respiración es la más común y más fácil de practicar. También la más profunda. Se puede practicar cuando estas escuchando a alguien, cuando estás sentado en el tren y en cualquier otro sitio. Se basa en centrarnos en el vaivén de la respiración sin cambiarla, dejando que la respiración ocurra por sí sola naturalmente. Cuantas más veces emplees está meditación, más profunda se hará.




 Todas las meditaciones o la mayoría se basan en esta. Aprender a respirar de forma natural con atención sobre ella es aprender a meditar.


   Práctica

Hay muchas formas de practicar está meditación. El simple hecho de respirar
naturalmente y conscientemente sin cambiar nada es meditación. Pero no aprendes en
un día a respirar naturalmente. Sabotearás la respiración y intentarás hacerla más
profunda o más rápidamente, y si estás en un estado negativo convertirás la respiración
en un problema, hasta podrás creer que te falta el aire. No importa, nadie ha
aprendido en un día. Cuando llegues a respirar sin oír tu respiración y los pulmones se
muevan muy levemente, estarás aprendiendo a respirar de forma natural. Hemos de
poner el énfasis en sacar aire y no entrar. Al poner la concentración en sacar el aire,
facilitamos la relajación y la inspiración surge por sí sola.
Fíjate que cuando dormimos o cuando estamos relajados, respiramos con el vientre superior. No
creo que puedas comprobarlo si estás durmiendo, pero en otra persona lo podrás
observar. Es la forma de respirar naturalmente. La respiración es un reflejo de nuestro
estado a cada momento.


   Ejercicio principal

Sigue la respiración con tu atención, el aire que entra y sale del cuerpo. Inspira y siente
el abdomen y los pulmones expandiéndose y contrayéndose ligeramente con cada inspiración y espiración. A partir de ahí comienza a concentrarte en sacar aire. Respira con la nariz, la boca se
mantiene cerrada.
Comienza a contar tus respiraciones si te ayuda;
Cuando inspiras, cuentas hasta 4 segundos (hasta 2 segundos si te cuesta)
Mantienes el aire, cuentas hasta 4 segundos (hasta 2 segundos si te cuesta)
Cuando sacas el aire, cuentas hasta 8 segundos (hasta 4 segundos si te cuesta)
Mantienes el aire, cuentas hasta 4 segundos (hasta 2 segundos si te cuesta)
Si te ayuda a concentrarte al principio, al completar una respiración cuentas 1, después
al completar la siguiente 2, así hasta 10 respiraciones. Después vuelves a comenzar
otra vez.

Concentrando tu atención en la respiración has accedido al poder del momento presente. Si sientes paz y los pensamientos van más despacio o desaparecen, es una señal clara de que has alcanzado cierto estado meditativo. Profundiza en él. Puedes practicar el tiempo que quieras y cuando quieras. Cada vez los periodos de respiración serán más largos.

Un día tu estarás ahí observando.






"Cuando no hay nada que hacer, ¿qué haces? -Koan Zen"

sábado, 15 de octubre de 2011

ReflexiónDeHoy - La fugacidad del tiempo

Y aquellos días se convierten en semanas, las semanas en meses.
La flor que desprendía aroma en primavera, mañana estará seca y se caerá.

El agua del río, mañana será hielo.
El nacimiento de ayer, se convertirá en la muerte de mañana.


Entonces, si el tiempo se lo lleva todo, ¿qué queda?

El hoy está llegando, siempre parece que llega. Manténte alerta y presente,
para no perderte la belleza de este momento.

Realmente bello aquello inexpresable.

¿Cómo expresar lo inexpresable?
¿Cómo definir aquello ilimitado?
¿Cómo se acaba lo eterno?



Quizás te plantees esperar a acabar la carrera, tener hijos y jubilarte en el campo para empezar a vivir.

Pero hace mucho tiempo que acabaste la carrera, tus hijos ya son padres y la jubilación
se acabó hace años.

Muriendo a cada instante, renacemos al siguiente.

Aprovecha cada segundo, viviendo el día a día,
porqué aquél mañana que te imaginas lo vivirás en el hoy.

InfoDeHoy - Consejos básicos para practicar la meditación


     Buscar un lugar para meditar

Las circunstancias de la vida diaria no siempre son adecuadas para la meditación. Tenemos la mente ocupada para todo tipo de actividades y preocupaciones sin fin, de manera, que al principio hace falta buscar unas condiciones que la favorezcan. Igual que no aprenderemos a conducir un coche cuando hay mucha niebla y nieve, sino cuando el tiempo nos ayuda. De esta forma, buscamos un lugar tranquilo, puede ser en nuestra habitación o en cualquier sitio dónde haya cierto silencio y calma.



     Una postura física correcta

La postura física es importante para sentirnos cómodos pero sin dormirnos. El aspecto
más importante es mantener la espalda recta, sin tocar el respaldo de la silla.

   Postura del Loto

Si decidimos sentarnos en el cojín de meditación, se llama la postura vajrasana o del loto.

1. Se doblan las piernas, primero la pierna derecha
sobre la izquierda y después la izquierda sobre la
derecha. También podemos doblar primero la pierna

izquierda sobre la derecha y después la derecha sobre
la izquierda. Si no podemos hacer este movimiento
(loto completo), podemos mantenerlas cruzando 
sólo una y las rodillas tocando la superficie (medio-loto).
2. Dejamos las manos sobre la falda, la mano
izquierda sobre la derecha y los extremos del dedo
pulgar en contacto leve.
3. Abrimos los brazos y sacamos pecho levemente.
4. Mantenemos la columna vertebral recta, sin tensarla
demasiado.
5. Entramos la barbilla ligeramente, estirando la nuca.
6. Tocamos el paladar con la punta de la lengua suavemente o la
dejamos reposar con normalidad.
7. Dirigimos la mirada recta hacia delante o
ligeramente hacia abajo (45º), con los ojos abiertos o
sutilmente cerrados. Al cabo de un tiempo, los
mantenemos abiertos.

No hace falta seguir estrictamente estos pasos, cada uno va sintiendo como se tiene
que posicionar y siempre mantener una postura estable, sin dormirnos ni tensarnos. Si
nos sentimos incómodos podemos cambiar la postura o sencillamente dejar de meditar.

   Postura sentados

Si queremos practicar en el trabajo, sentados, o en cualquier sitio como podría ser en el
transporte público, podemos sentarnos normalmente en la silla sin tocar
el respaldo y unir los dedos pulgares.

Es importante mantener la inmovilidad aunque se nos duerma una pierna o nos duela
algo. Así, aprenderemos a fortalecer nuestra meditación.


     Practicar con constancia


No hace falta estarse horas meditando hasta que se vuelva irritante o tedioso. Al principio podemos practicar pocos minutos, con 5 minutos al día bastaría. Se ha de crear el hábito de conectar con nuestro interior meditando y no intentar aprender a meditar en dos días. Es una práctica constante que requiere paciencia y esfuerzo, los resultados beneficiosos no llegan en poco tiempo. Pero si nos acostumbramos a tomarnos un tiempo para meditar, la mente se va aquietando, los pensamientos van disminuyendo y nuestra mente se vuelve más lúcida y atenta.



jueves, 13 de octubre de 2011

InfoDeHoy - ¿Qué es la meditación?



La palabra meditación se ha utilizado para describir muchas formas de concentración y
atención sostenidas. La meditación pertenece a todas las personas, culturas y sociedades. Momentos tan sencillos, como delante de unos magníficos fuegos artificiales, delante de un paisaje magnífico y otros tantos momentos, nuestra mente se aquieta y no surge ningún pensamiento conceptual.

Como dijo Krishnamurti “Meditar es vaciar la mente de todo pensamiento (ego)” (Diario I, p.178, edita Edhasa, 1978)


La meditación es un término que incluye
diversas técnicas y tradiciones de trabajar con la mente. La práctica de la meditación es
esencial para desarrollar claridad mental, comprensión intuitiva de la realidad
condicionada, liberación de estados negativos y la paz.
La meditación hunde sus raíces en las prácticas de la antigua India y se remonta a la
propia experiencia de Buda. Siguiendo el ejemplo de Buda, el practicante puede
necesitar años de esfuerzo para aprender meditación avanzada. La atención plena y la
conciencia se desarrollan con la práctica de la meditación.



En Occidente, la meditación siempre ha sido un aspecto malinterpretado por la sociedad ya que se tiende a pensar que se trata de sentarse de una forma difícil. Pero la realidad

es diferente. Es una sabiduría profunda que yace en la idea principal de centrarnos más en nuestro interior que en los demás. El Tai-chi, el yoga, el Pilates, la relajación, la danza son formas de expresar nuestro ser más íntimo. La meditación está en el fondo de todo aquello hecho con amor, creatividad, aceptación, gozo y entusiasmo.



El poeta busca inspiración que llega cuando la mente está en
silencio. Hasta el publicista utiliza la meditación para encontrar una idea, aunque no sea
consciente de que está meditando. Dónde hay estados positivos para nosotros y los
demás, hay meditación.



La meditación no es una cuestión de palabras ni de teorías sino de práctica.



 Aquello que buscamos fuera, como la felicidad, la paz, el amor, ya está dentro de nosotros
mismos. Si eres más amable, es muy probable que la gente sea más amable contigo.
Igual que si estás siempre enfadado, la gente no te tratará tan bien. El objetivo de la
meditación es alimentar estos estados positivos. Está en nuestras manos, es nuestra
responsabilidad elegir quién queremos ser.

El mundo que vemos solo es un reflejo de
nosotros. Si estamos tristes, aunque estemos rodeados de mucha gente, nos
sentiremos solos. Si estamos felices, en cambio, aunque estemos solos nos sentiremos
bien. El mundo solo puede cambiar a nuestros ojos si nosotros mismos cambiamos.
Puedes aprender a ser feliz ahora mismo, sin importar quién seas ni cuanto hayas
sufrido, ni cuánto dinero tengas. El sufrimiento puede ser un fabuloso impulsor hacia la
búsqueda en nuestro interior y muchos lo consideran el mejor maestro. Todos sufrimos
o hemos sufrido, es una enseñanza impresionante que nos impulsa a buscar y a
encontrar una solución.
Tú eliges tu propia actitud. Puedes decir no al egoísmo, al enfado y a todas las
emociones negativas para ti y para los demás. Puedes cambiar a partir de hoy mismo.
Puedes comenzar a amar, a agradecer poder comer un plato de comida cada día,
a respetar a los demás. Eso es meditación.


     Científicamente


Al analizar la actividad cerebral durante la meditación, usando un electroencefalograma,
se puede apreciar que pasa de las ondas beta (actividad normal, consciente y alerta, de
15-30 Hz) a ondas alfa (relajación, calma, creatividad, de 9-14 Hz).
En la meditación mas profunda se pueden registrar ondas theta (relajación profunda,
solución de problemas, 4-8 Hz) y en meditadores avanzados se puede detectar la
presencia de ondas delta (sueño profundo sin dormir, 1-3 Hz).


miércoles, 12 de octubre de 2011

ReflexiónDeHoy - El camino interior, un encuentro con nosotros mismos

Durante la vida vamos caminando y caminando. Recorremos muchos kilómetros, hacemos infinidad de cosas y vamos de un sitio a otro. Pero, realmente, ¿dedicamos algún tiempo a estar con nosotros mismos y a pararnos?

Personalmente, te propongo que lo compruebes. 

En primer lugar, piensa cuánto tiempo al día dedicas a los demás, al trabajo, a comer y a todo lo exterior. 

En segundo lugar, piensa cuánto tiempo al día dedicas para estar contigo mismo. Cuánto tiempo dedicas a sentarte sin hacer nada, aunque sean diez minutos, y ser consciente de tu respiración. Quizás haces baile o lees un libro. Me interesa que cuentes todas las acciones que llevas a cabo sin importar el exterior.

Ahora, mira la diferencia. Compara el tiempo que dedicas a lo exterior y el tiempo que dedicas a lo interior.

En realidad, el primer paso es reflexionar sobre tu vida. ¿Hacia dónde quieres dirigirte?

A partir de la reflexión, puedes decidir cómo repartir el tiempo.

El camino interior se trata de la experiencia continua en tu vida. Aprendiendo de los errores y observándonos, vamos adentrándonos en nosotros mismos y encontramos aspectos para mejorar o cambiar.

Todos somos diamantes, sólo hay que rascar. Hay que sacar todo ese barro que no nos permite verlo. Dentro tenemos toda la verdad, toda la felicidad, todo el amor, toda la vida. Depende de nuestro interior aquello que es exterior. Si estás bien interiormente, todo lo exterior encaja en su lugar. Si te amas a ti mismo, podrás amar verdaderamente a los demás.

Por esta razón, es importante regalarnos unos minutos al día como mínimo, para observarnos y conocernos a nosotros mismos. Reflexionando y pensando en hacer algo que nos haga desconectar del mundo exterior por unos momentos. Así, cuando volvamos al mundo exterior, todo será fresco y creativo. La mente habrá descansado y rendiremos mejor, nuestra felicidad se incrementará.

Busca tu verdad.

ReflexiónDeHoy - Daigu Ryokan, "¿De dónde vino mi vida?"

La poesía zen proviene del Japón, del Zen. El Zen es una forma de entender la vida. Es la esencia y se basa mucho en la poesía, la meditación y la naturaleza para llegar a la verdad.

No hay ninguna explicación en el Zen, ni ninguna verdad. No hay ningún objetivo. Este poema del maestro zen Daigu Ryokan (1758-1831) expresa perfectamente la sensibilidad zen:

¿De dónde vino mi vida?
¿Dónde ira?
Junto a las ventanas de mi tosca choza
busco en mi corazón en silencio profundo.
Aunque busco y busco,
no encuentro dónde empezó todo,
¿cómo voy a encontrar su final?
Ni el momento presente se puede captar;
todo cambia, todo es vacío:
este yo solo existe por un momento en esa vacuidad.
¿Cómo decir si algo es o no es?
Es mejor quedarse con esos pensamientos pequeños,
dejar que las cosas sigan su curso sencillamente
y así, ser natural y tranquilo.

domingo, 28 de agosto de 2011

InfoDeHoy - Discurso indignado de Federico Mayor Zaragoza

Os presento la entrevista al ex-director general de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza. Unas palabras magníficas que incitan a seguir indignándonos y evalúa muchos aspectos de forma excelente.


lunes, 13 de junio de 2011

ReflexiónDeHoy - Lorena Reyes "¿Cuál es la realidad y la verdad hoy en día?"


Todo el mundo está acostumbrado a estar informado las 24h del día. Nadie se resiste a encender un ordenador y navegar por internet. Todas las personas del mundo estamos controladas por determinadas redes sociales que nos ayudan a poder crear nuestro propio mundo. 




La pregunta es la siguiente: ¿Somos conscientes del control que estamos teniendo? En este mundo que estamos creando, ¿cuál es la realidad?


Los jóvenes estamos creando una sociedad irrealista y materialista, todo se basa en la apariencia, en fotos y videos. Nos importa más lo que los demás puedan ver que nuestra propia experiencia y recuerdos. 

Nuestra educación se ha basado en los demás, es decir, no estamos pendientes de lo que nos pasa a nosotros, si no que nos centramos en la vida de los demás. Para poneros un ejemplo, os pregunto: ¿Cuántas veces os habéis echo fotos con vuestros amigos solo para colgarlas en alguna red social en vez de vivir y disfrutar del momento? ¿Cuánto control habéis podido ejercer en una persona por leer sus cosas? ¿Cuántas veces tu vida ha estado controlada por una foto?

En definitiva, estamos en una sociedad en la que, gracias a la tecnología, controlamos las vidas de los demás. Llegará un momento en el que todos sabremos todo de todos y todo estará controlado, no habrá intimidad.
Nuestra realidad es la que vemos por una pantalla, no por lo que pasa en el resto del mundo, no por el contacto físico que tenemos con otras personas. ¿Estamos dispuestos a que nuestra vida este controlada sin saber cuál es la realidad ni la verdad? ¿Queremos un mundo de apariencia dónde solo hay engaño?

La solución está en la decisión de todos nosotros.

domingo, 12 de junio de 2011

PersonaDeHoy - Vicente Merlo Lillo, "Vivir el momento presente"





Vicente Merlo Lillo es un escritor español conocido por sus obras sobre espiritualidad. Especialista sobre el hinduismo y profesor de yoga. Hoy les presento una entrevista centrada en el tema de la meditación, destacando los grandes beneficios para mejorar nuestra vida tan acelerada.






 ¿Qué es la meditación para ti?

La meditación es una herramienta que sirve para muchas cosas. Yo diría tiene una dimensión fisiológica y los efectos en el cuerpo son claros. Y después diría que hay un aspecto emocional afectivo. Muy especialmente, a nivel mental, de armonizar y controlar la mente. Conocer quién es uno mismo. Llegar al fondo de uno mismo y descubrir quién somos, si hay alguien detrás de los pensamientos, emociones, etc.

¿Por qué decidiste comenzar a meditar?

La primera influencia fue un hermano mayor que tengo y que empezó a meditar. Algo en el estaba cambiando, que funcionaba de alguna manera. Su habitual manera de actuar de forma nerviosa desaparecia. Estaba más atento y centrado. Aprendió a escuchar.


¿Qué sientes al meditar?

Se caracteriza por una profunda relajación. A nivel vital podríamos decir, la meditación permite revitalizar el cuerpo con una sensación de energía. Destacaría dos: la paz y descubrir ese fondo de lo que me gusta llamar serena felicidad. Aquello que vamos buscando por todas partes y no siempre encontramos. De repente con la meditación, ese gozo está ahí permanentemente sin hacer nada ni necesitar nada. La meditación te hace descubrir que vivimos con una mente de caos mental y al observar eso, surge una comprensión nueva y más lúcida de la realidad en que vivimos.

Es importante destacar la verdad que afirma el budismo, que aquello que está fuera de la mente y el cuerpo no se puede describir con palabras, uno mismo lo siente.

¿Todas las personas han de seguir una búsqueda espiritual? ¿Por qué?

Tendríamos que ver que se entiende por búsqueda espiritual, ya que occidente tal como se ha desarrollado ha producido un rechazo ya no solo a la religiosidad, sino también a la espiritualidad. Quizás podríamos diferenciar entre una busqueda a través de la religión o la filosofía. O encontrarlo a partir de valores espirituales sin necesidad de una religion. Aquello que llamamos espíritu, la realidad más profunda de uno mismo y de todos, consciente o inconscientemente toda persona antes o después acaba buscando un sentido de su vida. ¿Qué forma de vida es más conveniente para descubrir el sentido de mi vida? En ese caso diría que sí, todo el mundo termina iniciando una búsqueda espiritual.

¿Crees en algo?

Creer en algo, desde mi punto de vista, significaría afirmar la dimensión espiritual que existe en el ser humano.

¿Qué te parece el dogmatismo?

El dogmatismo es uno de los males más graves que ha nacido en la historia del hombre. Creer que mis ideas son las únicas y yo sólo tengo la verdad solo lleva a una ignorancia e ingenuidad de los demás. Pienso que las religiones más grandes que llegaron a un gran fanatismo y al dogmatismo siempre acabaron con consecuencias negativas. Ahora está ocurriendo un suceso nuevo, la extinción del dogmatismo.


¿Consideras el budismo una religión dogmática?

El budismo ni es dogmática ni es religión. Los primeros historiadores occidentales que investigaron sobre el budismo creían que no se podía considerar una religión aquello que no creía ni en el alma ni en dios. Más que una religión la consideraría una filosofía.

¿Por qué razones recomendarías a una persona a que medite?

Para descubrirse a uno mismo. A parte, para a quién esto lo suene muy metafísico, le diría que hay bastantes estudios científicos que certifican los beneficios de la meditación, el yoga, la relajación.
Delante de problemas sociales como la drogoadicción, el alcoholismo, el estrés, ¿qué soluciones propones?

Son situaciones complejas. La mayoría de las adicciones se causan por una búsqueda de uno mismo fuera al no mirar en nosotros mismos.

¿Qué piensas que da sentido a la vida? ¿Dónde está la felicidad que todos los humanos buscamos?

Vivir el momento presente. No significa vivir de forma desmadrada sino vivir aquí y ahora. Totalmente presente con una alerta atención relajada. De esa forma, disfrutamos cada instante y nos abrimos a la vida que siempre sucede en este momento.


viernes, 3 de junio de 2011

ReflexiónDeHoy - Cristina Llaveria, "Muchos animales son como niños maltratados"






Muchos animales son como niños maltratados, no tienen manera alguna de defenderse ni de pensar como seres humanos. No pueden planear como salir de allí donde están encerrados y tienen la misma capacidad que un niño pequeño.


Mucha gente dice: Déjate de proteger a los animales y protege a los humanos que pasan hambre, que son maltratados, abusados por los demás, etc.. 

Y yo me pregunto: ¿qué diferencia hay entre un animal y un humano? Los dos somos seres vivos, la única diferencia es la especie a la que pertenecemos, por eso la gente no se preocupa tanto por los animales y si por los humanos, porque la gente suele tender hacia su especie.


Los maltratos son sentidos por igual en un animal que en un niño, ninguno de los dos entienden el porqué de ese maltrato, se sienten solos, encerrados y con miedo. No tienen la capacidad de entender que les está pasando, ni cómo evitarlo, no saben que deben hacer.

Si te dan pena los niños maltratados y solos, ¿por qué no los animales maltratados y solos? Simplemente porque no somos iguales, porque el dolor y el sentimiento sí es el mismo.



Hay que concienciar a la gente de todo esto para que el maltrato animal esté igual de penalizado que el maltrato humano.

sábado, 28 de mayo de 2011

ReflexiónDeHoy - ¿Luchar por nuestros derechos?


En este debate me gustaría que vosotros opinárais sobre qué pensais sobre todo esto. Las imágenes ya lo dicen todo, creo que es un momento de reflexión y de hablar con libertad sobre el tema.


Pienso que es una idea genial y detrás hay gente con muchas ganas y con mucha conciencia. Si no me equivoco, un movimiento pacífico en defensa de los derechos ha ocurrido muy pocas veces. Estoy completamente de acuerdo que es la forma de actuar, con paz y respeto entre todos. Sólo me gustaría deciros que si vais, veréis la realidad de lo que se defiende ahí. No somos cuatro antisistema con ganas de violencia.





Somos la población que quiere cambiar algo, desde la humilidad y el debate.



Gracias a Jep por sus fantásticas fotografías!


Si quieres ser autor, ponte en contacto conmigo vía email: robertosavikko@gmail.com

¿Qué apartado del blog te gusta más?