jueves, 13 de octubre de 2011

InfoDeHoy - ¿Qué es la meditación?



La palabra meditación se ha utilizado para describir muchas formas de concentración y
atención sostenidas. La meditación pertenece a todas las personas, culturas y sociedades. Momentos tan sencillos, como delante de unos magníficos fuegos artificiales, delante de un paisaje magnífico y otros tantos momentos, nuestra mente se aquieta y no surge ningún pensamiento conceptual.

Como dijo Krishnamurti “Meditar es vaciar la mente de todo pensamiento (ego)” (Diario I, p.178, edita Edhasa, 1978)


La meditación es un término que incluye
diversas técnicas y tradiciones de trabajar con la mente. La práctica de la meditación es
esencial para desarrollar claridad mental, comprensión intuitiva de la realidad
condicionada, liberación de estados negativos y la paz.
La meditación hunde sus raíces en las prácticas de la antigua India y se remonta a la
propia experiencia de Buda. Siguiendo el ejemplo de Buda, el practicante puede
necesitar años de esfuerzo para aprender meditación avanzada. La atención plena y la
conciencia se desarrollan con la práctica de la meditación.



En Occidente, la meditación siempre ha sido un aspecto malinterpretado por la sociedad ya que se tiende a pensar que se trata de sentarse de una forma difícil. Pero la realidad

es diferente. Es una sabiduría profunda que yace en la idea principal de centrarnos más en nuestro interior que en los demás. El Tai-chi, el yoga, el Pilates, la relajación, la danza son formas de expresar nuestro ser más íntimo. La meditación está en el fondo de todo aquello hecho con amor, creatividad, aceptación, gozo y entusiasmo.



El poeta busca inspiración que llega cuando la mente está en
silencio. Hasta el publicista utiliza la meditación para encontrar una idea, aunque no sea
consciente de que está meditando. Dónde hay estados positivos para nosotros y los
demás, hay meditación.



La meditación no es una cuestión de palabras ni de teorías sino de práctica.



 Aquello que buscamos fuera, como la felicidad, la paz, el amor, ya está dentro de nosotros
mismos. Si eres más amable, es muy probable que la gente sea más amable contigo.
Igual que si estás siempre enfadado, la gente no te tratará tan bien. El objetivo de la
meditación es alimentar estos estados positivos. Está en nuestras manos, es nuestra
responsabilidad elegir quién queremos ser.

El mundo que vemos solo es un reflejo de
nosotros. Si estamos tristes, aunque estemos rodeados de mucha gente, nos
sentiremos solos. Si estamos felices, en cambio, aunque estemos solos nos sentiremos
bien. El mundo solo puede cambiar a nuestros ojos si nosotros mismos cambiamos.
Puedes aprender a ser feliz ahora mismo, sin importar quién seas ni cuanto hayas
sufrido, ni cuánto dinero tengas. El sufrimiento puede ser un fabuloso impulsor hacia la
búsqueda en nuestro interior y muchos lo consideran el mejor maestro. Todos sufrimos
o hemos sufrido, es una enseñanza impresionante que nos impulsa a buscar y a
encontrar una solución.
Tú eliges tu propia actitud. Puedes decir no al egoísmo, al enfado y a todas las
emociones negativas para ti y para los demás. Puedes cambiar a partir de hoy mismo.
Puedes comenzar a amar, a agradecer poder comer un plato de comida cada día,
a respetar a los demás. Eso es meditación.


     Científicamente


Al analizar la actividad cerebral durante la meditación, usando un electroencefalograma,
se puede apreciar que pasa de las ondas beta (actividad normal, consciente y alerta, de
15-30 Hz) a ondas alfa (relajación, calma, creatividad, de 9-14 Hz).
En la meditación mas profunda se pueden registrar ondas theta (relajación profunda,
solución de problemas, 4-8 Hz) y en meditadores avanzados se puede detectar la
presencia de ondas delta (sueño profundo sin dormir, 1-3 Hz).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.


Si quieres ser autor, ponte en contacto conmigo vía email: robertosavikko@gmail.com

¿Qué apartado del blog te gusta más?